sábado, 21 de noviembre de 2009

De una obra, una semana y cuatro rondas

¡Hola a todos de nuevo!

No recuerdo cuando fue la última ve que escribí,..

Bueno, empecemos por el Lunes antepasado, día festivo para algunos y para los demás, no.
El Lunes, después de hacer ese clásico ajetreo de un día sin clases o sin alguna actividad normal, donde estas tirado en la cama esperando a que el descanso que tomes sea el conveniente para continuar el Martes, tuve la oportunidad de asistir con mi padre al teatro.

Me invitó a una ver una obra que se llama "Confesiones de mujeres de treinta", la cual, con el puro nombre no sabía de que se trataba, para mis adentros pensé, "Diantres, a de ser algún drama terrible", pero esas eran mis suposiciones, y mis suposiciones son raras.

A eso de las 7:30 de la tarde, llegué al lugar donde mi padre me había citado para ir al teatro y una vez estando juntos, empezamos a platicar y a dirigirnos al teatro.

Yo soy alguien que sufre de una desubicación espacial terrible. Me cuesta mucho trabajo no perderme cada que salgo en busca de un sitio nuevo, así que, siempre es de ayuda el ir con alguien más.. que sepa a donde voy.

Así que, después de un rato de caminar, llegamos sin que me diera cuenta al Isauro Martinez, donde entramos, nos sentamos y disfrutamos de un rato agradable.

La obra duró una hora y media, empezó a las ocho y terminó más o menos a las nueve y media. Una hora y media que fue divertida y que tuvo repuntes totalmente graciosos. Hubo chistes que realmente valían la carcajada.

Despues de ese día, todo fue muy normal, hasta la semana pasada, el sábado.

El sábado me inscribí en un torneo de Yu-Gi-Oh!, donde profesionales (viciosos desgraciados sin vida social) me pusieron una ultra mega archi recontra friega extrema, perdí tres de las cuatro rondas que eran y la verdad, eso me dejó algo desanimado, por que pensé que aún siendo quienes eran, podría haber puesto más resistencia.

Ahora, gracias a ese trauma en el orgullo, me volvieron a nacer las ganas de invertir en mi deck, lo que me haría tener que gastar grandes sumas de dinero con tal de mejorar mi baraja.

Y es que hay gente tan endemoniadamente enviciada, que tienen cartas que cuestan cientos de pesos, les da una gran ventaja... es lo que no le agrada a mi padre, que puedas de cierta manera, no solo depende de tu habilidad, sino de tu bolsillo, el que te vaya bien en este juego.

Por cierto, algo nuevo también, es que quiero encontrar trabajo.

No sé en donde, no sé de qué, pero la verdad es que ahorita me gustaría tener mis propios ingresos y gastármelos en lo que a mi se me antojase. De veras tengo ganas de encontrar chamba por ahí.
Si me dieran a escoger, me hubiese gustado que fuese en una tienda de videojuegos, en una de mascotas o en una juguetería..

Bueno, ya veré que pasa, gracias por su visita y nos vemos luego, bye!





Retweet this button on every post blogger

1 comentario:

Lord Kevin Lomax dijo...

Vaya, te has entretenido bastante! Me alegro por tí, a mi me gustaría ir al teatro con más frecuencia, bueno, más bien empezar a ir al teatro, porque nunca voy, :P jejeje.

Jinzo!

Dark Soulless© 2007 | Plantilla Blogger | Diseño de Dark Soulless |Dark Soulless