sábado, 19 de septiembre de 2009

Matemos en nombre de Dios

Es triste.

Pensé que acabadas las cruzadas, todos tendríamos los pantalones de matar por nuestra propia decición.

Lo sucedido el día Viernes 19 de este mes es imperdonable.

No tengo más palabras para describir lo que sin duda, fueron de los peores momentos de la vida de los miles de personas.

Las cámaras de seguridad del Sistema de Transporte Colectivo (STC) dieron el video que ahorita presento ante ustedes. En este se alcanza a ver como Luis Felipe Hernández Castillo, de 38 años, asesina con alevosía a Esteban Cervantes Barrera y Víctor Manuel Miranda Martínez, por lo tanto advierto, es un video con imagenes fuertes.




Si las masas no fueran cobardes, y sí solidarías, probablemente no hubiera muerto nadie, porque si los miles y miles de pasajeros que usaban el metro, hubieran luchado contra este ser tan miserable, era obvio quien iba a perder. ¡¡Pero NO!! Detesto a las masas.

Así que ya saben, si quieren secuestrar un avion, matar a alguien, robar un banco o pegarle a alguno de sus familiares, solo digan que Dios se los pidío, ya que al parecer es la excusa moderna.

Jo...



Retweet this button on every post blogger

5 comentarios:

Nona dijo...

Me parece muy fuerte que sucedan cosas asi... y más que pongan imágenes tan explícitas en la televisión.

Yo aún me siento un poco traumatizada por lo del tipo suicida con bomba que se metió en mi metro... incluso me estoy planteando seriamente la opción de ir al psicólogo. Así que entiendo cómo se pueden sentir todas estas personas que vivieron esto... aunque por fortuna en nuestro caso no hubo ningún muerto :(

TakashiKana dijo...

Dios! :|

Aisling dijo...

Me dio muchísimo coraje el ver que nadie se metió a ayudar al pobre señor que por sí solo se enfrentó al fulano y que resultó muerto por eso, principalmente porque era obvio que el estúpido criminal tenía una puntería de la purititita fregada... sólo a quemarropa pudo acertarle.

Y en el momento en el que estaba recargando la pistola (un revólver, ni más ni menos... ni siquiera traía un arma de click y ya) le pudieron haber metido un buen mochilazo.

Híjole, qué cobardes somos. Y más cobardes todavía por echarle la culpa a Dios, o a quien sea, de nuestras acciones. Me acuerdo de aquella novelita de Terry Pratchett y Neil Gaiman, Buenos presagios, donde hay un grupo de satanistas que son tan sangrones que hasta el diablo los quiere demandar.

Master Pei dijo...

Es un maldito, y lo peor es que no está mostrando remordimiento por lo que hizo! Ojalá haya justicia...

Aisling dijo...

Uhhhhh... fuera de tema... por cierto, Dark, te acabo de poner un meme en mi blog... ¿gustas seguirlo?

Dark Soulless© 2007 | Plantilla Blogger | Diseño de Dark Soulless |Dark Soulless